Shambala ciudad perdida

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Yoga
En este momento estás viendo Shambala ciudad perdida

Shambhala: la senda sagrada de los…

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Reyes de Shambala» – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (enero de 2017) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla).
El primer rey notable, el rey Suchandra (a veces erróneamente sanscrito como «Chandrabhadra», Tib. Dawa Sangpo), se dice que pidió enseñanzas a Buda. En respuesta a esta petición, se dice que el Buda le dio el primer tantra raíz del Kalachakra. Mediante la práctica del Kalachakra, toda Shambhala se convirtió finalmente en una sociedad iluminada.
Al rey Suchandra le siguieron otros seis Dharmarajas (Reyes de la Verdad), siendo su octavo sucesor, Manjushri Yashas (a veces erróneamente sanscrito como «Manjushrikirti»), el primero de los 25 Reyes Kalki (Tib. Rigden, wylie: rigs ldan).
Los 25 más recientes de los 32 Reyes de Shambala son conocidos como Reyes Kalki (Tib. Rigden, wylie: rigs ldan), que significa «Titular de las Castas». Se dice que el Rey Kalki reside en un «Trono del León» en Kalapa, la capital del Reino. Los Kalki son los poseedores del Kalachakra (Rueda del Tiempo), que son las enseñanzas de Buda Shakyamuni transmitidas por los siete Dharmarajas originales de Shambhala.

El camino a shambhala

La princesa Asha sintió que se había quitado un peso de encima con el levantamiento de Dwarka. Su larga búsqueda para invocar al Dios del Mar para que levantara la ciudad había tenido éxito y todo estaba en paz en su reino de Panchala……, hasta que empezaron los sueños.Asha se da cuenta de que su viaje no es tan sencillo como esperaba. La princesa se embarca en otro viaje de autodescubrimiento en el que tiene que encontrar su fuerza interior y enfrentarse a obstáculos insuperables. ¿Podrá entregar la espada de Krishna?  Acompaña a Asha una vez más en su peligrosa misión en interés de todo lo que es bueno y puro.

Ubicación de shambhala en el himalaya

Shambhala (pronunciado sham-bah-lah, a veces deletreado «Shambala» y «Shamballa») es un reino budista mítico que se dice que existe en algún lugar entre las montañas del Himalaya y el desierto de Gobi. En Shambala, todos los ciudadanos han alcanzado la iluminación, por lo que es la encarnación de la perfección budista tibetana. De ahí uno de sus otros nombres: La Tierra Pura. También se la conoce como Olmolungring, Shangri-La, Paraíso y Edén.
El nombre «Shambhala» procede de textos sánscritos y se cree que significa «lugar de tranquilidad». El mito de Shambhala aparece por primera vez en los primeros textos budistas de Kalachakra, en los que se especifica que su capital se llama Kalapa y que los gobernantes son de la dinastía Kalki. Muchos estudiosos creen que el mito deriva de los recuerdos populares de un reino real, en algún lugar de las montañas del sur o del centro de Asia.
Uno de los aspectos del mito de Shambhala es su carácter milenario. Según los textos sánscritos, el mundo caerá en la oscuridad y el caos hacia el año 2400 de la era cristiana, pero el vigésimo quinto rey Kalki surgirá de forma mesiánica para derrotar a las fuerzas de la oscuridad y conducir al mundo a un periodo de paz y luz.

Comentarios

La mítica tierra de Shangri-La es el relato ficticio del novelista James Hilton sobre el legendario paraíso tibetano Shambala. En la novela de Hilton de 1933, Lost Horizon, cambia el nombre del paraíso por el de Shangri-La. Este paraíso tibetano perdido es un valle aislado del mundo. Allí se conserva la sabiduría de la raza humana frente a la amenaza de una catástrofe inminente. La novela de Hilton se convirtió en una exitosa película de Hollywood y el nombre de Shangri-La pasó a significar un paraíso perdido.
La leyenda de este valle perdido es uno de los mitos tibetanos más antiguos, y uno de los mitos más sorprendentes de un paisaje sagrado, un paisaje que inspira historias en sí mismo. Tradicionalmente, Shambala se encuentra en el Himalaya, en la parte más remota del Tíbet, en una meseta elevada, rodeada por un anillo de picos montañosos.
El mito de un paraíso tibetano perdido llegó a oídos de los europeos en la década de 1580, cuando los viajeros de la corte del emperador mogol Akbar escucharon extrañas y maravillosas historias sobre un remoto mundo himalayo. Aunque la historia se cuenta en un texto budista y se considera tibetana, parece que el cuento se registró por primera vez en la India en el año 962. El cuento cuenta que hay una tierra detrás del Himalaya llena de paz y armonía donde un pueblo aislado vive de acuerdo con los preceptos budistas preparándose para el día en que el mundo esté preparado para vivir en paz. El reino está a la sombra de una montaña de cristal blanco, a la que sólo se puede acceder a través de un anillo de picos. Junto a la montaña hay un lago y un palacio. Aquí se conserva la sabiduría de la humanidad, lista para salvar al mundo cuando sea necesario.