Diosas hindu

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Yoga
En este momento estás viendo Diosas hindu

El señor rama hindú

La trinidad hindú, también conocida como tridev, está formada por Brahma, el creador, Vishnu, el preservador, y Shiva, el destructor y reencarnador. Sus contrapartes femeninas son Saraswati, la esposa de Brahma, Lakshmi, la esposa de Vishnu, y Parvati la esposa de Shiva. Los seguidores de las dos últimas forman dos grandes sectas.
Según el hinduismo, Brahma es el creador de todo el universo cósmico. Aunque es el creador, apenas se le rinde culto en el hinduismo moderno. Se le identifica con el dios védico supremo, Prajapati. Se casó con Saraswati, que surgió para dar conocimiento para crear.
Las comunidades de culto a la diosa son antiguas en la India. En el Rigveda, la diosa más destacada es Ushas, la diosa del amanecer. En el hinduismo moderno, las diosas son ampliamente veneradas. El shaktismo es una de las principales sectas del hinduismo. Los seguidores del shaktismo creen que la diosa (Devi) es el poder (Shakti) que subyace al principio femenino, y que Devi es el ser supremo, uno y el mismo con Para Brahman. Shakti tiene muchas formas/manifestaciones como Parvati, Durga y otras, pero también hay diosas que son partes de Shakti como Lakshmi y Saraswati. Se cree que Devi se manifiesta en formas pacíficas, como Parvati la consorte de Shiva y también en formas feroces, como Kali y Durga. En el shaktismo, Adi Parashakti se considera la Divinidad Última o Para Brahman. Ella es sin forma, es decir, Nirguna en realidad, pero puede tomar muchas formas, es decir, Saguna. Durga y Lalita Tripurasundari son consideradas como la diosa suprema en los sistemas Kalikula y Srikula respectivamente. El shaktismo está estrechamente relacionado con el hinduismo tántrico, que enseña rituales y prácticas para la purificación de la mente y el cuerpo[3][4][5][6] Algunas partes diferentes de Shakti (Devi) la Diosa Madre:

Chandra hindú

Devi es la palabra para «diosa» en el hinduismo. El equivalente masculino es Deva, el aspecto femenino de lo divino[1]. Devi es sinónimo de Shakti, el aspecto femenino de lo divino. Tiene muchas encarnaciones diferentes. Entre estas encarnaciones están Saraswati, Lakshmi, Durga, Kali y Parvati. Los hindúes que adoran a Devi se llaman «Shaktas».
Los hindúes creen en millones de dioses femeninos. Cada diosa de los hindúes tiene su propia historia. También tienen un aspecto diferente. Algunas diosas pueden cambiar de aspecto, por lo que tienen dos o tres imágenes diferentes. Algunas personas cultas piensan que todas las diosas hindúes son diferentes formas de una única diosa grande o suprema. Algunas personas cultas también piensan que la adoración de las diosas por parte de los hindúes muestra su respeto por el género femenino.
La civilización del Valle del Indo fue una antigua civilización de la India. Duró desde el año 3000 hasta el 1500 antes de Cristo. Los arqueólogos encontraron algunas figuras femeninas en algunos lugares de esta civilización. Algunas personas creen que estas figuras muestran el culto a la diosa en esa época. Algunos expertos creen que la gente de esa época adoraba a una diosa madre. Esto era similar a la adoración de una diosa madre en el Mediterráneo.

El semidiós en el hinduismo

La trinidad hindú, también conocida como tridev, está formada por Brahma, el creador, Vishnu, el preservador, y Shiva, el destructor y reencarnador. Sus contrapartes femeninas son Saraswati, la esposa de Brahma, Lakshmi, la esposa de Vishnu, y Parvati la esposa de Shiva. Los seguidores de las dos últimas forman dos grandes sectas.
Según el hinduismo, Brahma es el creador de todo el universo cósmico. Aunque es el creador, apenas se le rinde culto en el hinduismo moderno. Se le identifica con el dios védico supremo, Prajapati. Se casó con Saraswati, que surgió para dar conocimiento para crear.
Las comunidades de culto a la diosa son antiguas en la India. En el Rigveda, la diosa más destacada es Ushas, la diosa del amanecer. En el hinduismo moderno, las diosas son ampliamente veneradas. El shaktismo es una de las principales sectas del hinduismo. Los seguidores del shaktismo creen que la diosa (Devi) es el poder (Shakti) que subyace al principio femenino, y que Devi es el ser supremo, uno y el mismo con Para Brahman. Shakti tiene muchas formas/manifestaciones como Parvati, Durga y otras, pero también hay diosas que son partes de Shakti como Lakshmi y Saraswati. Se cree que Devi se manifiesta en formas pacíficas, como Parvati la consorte de Shiva y también en formas feroces, como Kali y Durga. En el shaktismo, Adi Parashakti se considera la Divinidad Última o Para Brahman. Ella es sin forma, es decir, Nirguna en realidad, pero puede tomar muchas formas, es decir, Saguna. Durga y Lalita Tripurasundari son consideradas como la diosa suprema en los sistemas Kalikula y Srikula respectivamente. El shaktismo está estrechamente relacionado con el hinduismo tántrico, que enseña rituales y prácticas para la purificación de la mente y el cuerpo[3][4][5][6] Algunas partes diferentes de Shakti (Devi) la Diosa Madre:

Creador del hinduismo

Al tratarse de un ámbito tan amplio y con diferentes tradiciones religiosas, me he centrado en las Diosas más conocidas.  Esto incluye a dos de mis diosas favoritas: Lakshmi, la diosa de la abundancia, y Parvarti, la diosa del amor y la devoción.
También he añadido recientemente una página dedicada a la Diosa Saraswati. Ella me ha inspirado para seguir añadiendo nuevas páginas a mi sitio web. En general, las tradiciones hindúes dividen las energías divinas primordiales en masculino y femenino, Shiva y Shakti. Nada puede existir sin la existencia de estas dos fuerzas opuestas pero complementarias. Este doble sagrado tiene numerosas encarnaciones, como diferentes avatares que toman nuevos nombres, por ejemplo Krishna y Radharani, Rama y Sita, Lakshmi y VishnAdemás de la pareja sagrada, las energías de lo divino se dividen aún más para reflejar todos los aspectos del mundo natural. También hay diosas que reflejan ideas filosóficas, como Maya, que representa el velo de la ilusión, y Gayatri, que personifica uno de los versos sagrados conocidos como mantra.Muchas casas hindúes tienen un santuario en el que hay imágenes y estatuas de diferentes dioses y diosas. En ellos se concentra la oración y se establece un vínculo con las Deidades. Se realizan pujas, que consisten en encender lámparas de aceite especiales, recitar mantras y otros versos religiosos y ofrecer el correspondiente incienso, comida y flores.  Hay numerosos festivales que honran a las diosas hindúes, los dos más importantes son Navrati y Diwali. El Navrati se celebra durante nueve noches y siete días, y refleja los diferentes aspectos de Durga. Diwali, el festival de las luces, está vinculado a la diosa Lakshmi.