Antahkarana

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Yoga
En este momento estás viendo Antahkarana

Ver más

Marie-Lise Chabtini presenta el poderoso símbolo de la curación que utilizan ampliamente los sanadores de REIKI de todo el mundo y comparte otras formas de utilizarlo para mejorar la energía chi del espacio, descubriendo en el proceso su estrecha relación con el feng shui simbólico.
Piensa que forma parte de nuestra anatomía espiritual, conectando el cuerpo físico con nuestros seres superiores. Esto hace que sea una forma eficaz de comunicación entre las dos auras del ser y quizás por eso es tan eficaz como herramienta sagrada de meditación y curación.
Con fines curativos, los tibetanos crearon salas iluminadas con velas en las que colocaban un gran cuenco ovalado lleno de varios centímetros de agua, que representaba las aguas de la vida. En el centro del agua se coloca el símbolo del Antahkarana, generalmente de plata. Una de las paredes es de cobre pulido creando un espejo curativo; otra pared está adornada con pinturas que representan otros símbolos curativos. El sanador medita en el símbolo utilizando su concentración para unir las energías del símbolo con las de la persona que requiere la curación.

Pronunciación de antahkarana

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Antahkarana» – noticias – periódicos – libros – académicos – JSTOR (mayo de 2009) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
Este artículo puede ser confuso o poco claro para los lectores. Por favor, ayude a aclarar el artículo. Puede haber una discusión sobre esto en la página de discusión. (Mayo de 2009) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
Antaḥkaraṇa (sánscrito: अन्तःकरण, que significa el órgano interno o instrumento interno) es un concepto de la filosofía hindú, que se refiere a la totalidad de dos niveles de la mente, a saber, el buddhi, el intelecto o mente superior, y el manas, los niveles medios de la mente que (según la teosofía) existen como o incluyen el cuerpo mental. Antaḥkaraṇa también ha sido llamado el enlace entre la mente media y la superior, la parte reencarnante de la mente[1].

Antahkarana en línea

El Antahkarana es un antiguo símbolo de curación que no necesita ninguna sintonización ni pertenece a ningún sistema de Reiki en particular. La fusión de este poderoso símbolo con el Reiki trae resultados profundos. Se sabe que es el puente entre el yo físico y el yo superior. Para más información, consulta el hermoso artículo de Ananya Sen sobre el símbolo Antahkarana. A continuación se enumeran algunas formas de utilizar el símbolo Antahkarana con fines curativos.
Mi uso personal – Tenía un terrible dolor de espalda y estaba en reposo. Solía pegar el símbolo del Antahkarana en mi espalda. Mi hijo y mi marido llevan el símbolo en la cartera aunque no saben nada de él. Sólo saben que es para su bien y están contentos de llevarlo. Yo también lo llevo siempre en mi bolso.

Mantra antahkarana

La búsqueda de lo sagrado está presente de muchas formas. La vemos en nuestra atracción por las maravillas de la naturaleza y las maravillas del universo. Se ve en nuestra fascinación por los sitios históricos antiguos, como el Oráculo de Delfos, las pirámides de Egipto y los círculos de piedra que salpican el paisaje acolchado de la campiña británica. Lo presenciamos en la belleza creada por los grandes artesanos de la historia, y en el asombro que experimentamos al contemplar las catedrales y los templos que la humanidad ha creado en honor a lo divino. De hecho, hay innumerables ejemplos de la búsqueda de lo sagrado por parte de la humanidad. Sin embargo, en un sentido más profundo, el camino hacia lo sagrado es una búsqueda interior más que exterior. Es el camino que conduce al alma en lo más profundo de los recovecos de la conciencia. En verdad, es el alma la destinataria legítima del título «lo sagrado». Porque lo que es sagrado es también eterno. Esto es cierto tanto si hablamos del alma de un ser humano, de la de una nación o del alma de la humanidad en su conjunto. Cuando se viaja por este camino interior hay un puente que hay que cruzar, y se llama el antahkarana.