50 ejercicios para aprender a meditar

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Yoga
50 ejercicios para aprender a meditar

Ejercicios gratuitos de mindfulness

Hemos tratado las instrucciones básicas de meditación, pero es conveniente reconocer el gran reto para la mayoría de nosotros: ¿Cómo podemos encontrar el tiempo? La gente nos dice todo el tiempo: Lo entiendo, sé que la meditación es buena para ti, pero no puedo encontrar el tiempo para hacerlo. Incluso algunas de las personas más exitosas que conocemos nos dicen esto.Es como el gimnasio. Todos conocemos los beneficios de hacer ejercicio, pero se necesita una gran dedicación para incorporarlo a nuestras vidas. Es como esos anuncios de disfunción eréctil. Si experimentas un estado de felicidad cósmica o de compasión ilimitada que dura más de cuatro horas, llama a tu médico.Cómo empezarAhora tienes las instrucciones básicas para empezar a practicar la meditación. Sin embargo, al igual que ocurre con el ejercicio físico, puede ser útil disponer de más orientación a medida que se empieza. Lo que hemos hecho es reunir a los profesores de meditación más inteligentes, geniales y divertidos y ponerlos a todos juntos en un solo lugar. Te ayudaremos a que la meditación deje de ser una tarea, una cosa más en tu lista de tareas. Nuestro objetivo es convertirla en una parte importante de tu vida, así que si quieres unirte, nos encantaría tenerte en la fiesta. Descárgate la aplicación hoy mismo y empieza a aprender a meditar con algunos de los mejores profesores del mundo.

La mejor manera de aprender a meditar

Los meditadores experimentados están de acuerdo: una práctica de meditación diaria puede tener importantes beneficios para la salud mental y física. ¿Pero hay algo en lo que probablemente no estén de acuerdo? Los tipos de meditación más eficaces. Eso es simplemente porque es diferente para cada persona. Después de todo, hay literalmente cientos de técnicas de meditación que abarcan prácticas de diferentes tradiciones, culturas, disciplinas espirituales y religiones. No existe un tipo de meditación “mejor” o “más eficaz” universalmente aceptado, sino que son nuestras preferencias individuales las que nos ayudan a elegir la (o las) que mejor nos funcionan. A continuación te presentamos un desglose de algunos de los tipos de meditación más populares para que puedas empezar.
En la meditación no guiada -también llamada meditación silenciosa- meditas solo, sin que nadie te explique el proceso. Para algunas personas, la meditación no guiada consiste simplemente en sentarse en silencio y prestar atención al cuerpo y a los pensamientos durante un periodo de tiempo determinado. Para otros, supone utilizar algunas de las técnicas que han aprendido en prácticas guiadas anteriores (véase más adelante).

Técnicas de meditación para la salud mental

“Hay tres cosas”, dice Dan Harris, el corresponsal de ABC News que relató su encuentro con la meditación en las muy escépticas (y muy divertidas) memorias 10% Happier. “La primera es que la gente piensa que es una mierda, que tienes que ponerte los pantalones de yoga de tu mujer o cantar. La segunda es que la gente asume que es imposible: ‘Mi mente está demasiado ocupada’.  ”La última, explica Harris, es que los hombres asumen que la meditación se trata de ser meloso, que les robará su ventaja.
“El arte que rodea a la meditación nos ha perjudicado”, dice. “Muestra a gente flotando en el cosmos con esas miradas beatíficas en sus rostros; eso es una mierda”. Harris cree que la meditación es más bien un viaje al gimnasio. Debe sentirse como un trabajo, y si no es así, probablemente estás haciendo trampa”.
La metáfora del entrenamiento es especialmente acertada. Hay que pensar en la meditación como un ejercicio, no como magia o religión. Elimina el bla, bla, bla espiritual -las campanas, el incienso, tu tía de la sudadera púrpura de gran tamaño que siempre te dice que tus chakras están bloqueados- y la meditación es sólo un entrenamiento para tu mente en lugar de tus cuádriceps.

Introducción a la meditación

Diversas representaciones de la meditación (en el sentido de las agujas del reloj): el hindú Swami Vivekananda, el monje budista Hsuan Hua, el taoísta Baduanjin Qigong, el cristiano San Francisco, los sufíes musulmanes en Dhikr y el reformador social Narayana Guru
La meditación es una práctica en la que una persona utiliza una técnica -como la atención plena o la concentración de la mente en un objeto, un pensamiento o una actividad concretos- para entrenar la atención y la conciencia, y lograr un estado mentalmente claro y emocionalmente tranquilo y estable[1]: 228-29[2]: 180[3]: 415[4]: 107[5][6] Los estudiosos han encontrado difícil definir la meditación, ya que las prácticas varían tanto entre las tradiciones como dentro de ellas.
La meditación se practica en numerosas tradiciones religiosas. Los primeros registros de la meditación (dhyana) se encuentran en los antiguos textos hindúes conocidos como los Vedas, y la meditación desempeña un papel destacado en el repertorio contemplativo del hinduismo y el budismo[7] Desde el siglo XIX, las técnicas meditativas asiáticas se han extendido a otras culturas, donde también se han aplicado en contextos no espirituales, como los negocios y la salud.