Que es la meditación

En este momento estás viendo Que es la meditación

Meditación espiritual

Si eres nuevo en la meditación y te resulta difícil mantener una práctica regular, queríamos dedicar un momento a señalar que es completamente normal que los principiantes experimenten cierta incomodidad o frustración al empezar, después de todo, estás aprendiendo una nueva habilidad. La mente suele resistirse a ser domada poniendo todo tipo de excusas: inquietud, aburrimiento y dudas, entre otras. Sentarse con la mente requiere compromiso, disciplina y perseverancia si quieres experimentar los beneficios de la meditación: ¡no hay una solución rápida! Los siguientes consejos de meditación te ayudarán a superar los obstáculos comunes que encuentran muchos principiantes, para que puedas establecer una base sólida para tu práctica y, lo que es más importante, mantenerla.
Comienza tu prueba gratuita5 consejos para ANTES de meditar1. Empieza temprano. Intenta meditar a primera hora de la mañana. Así te aseguras de que la meditación se lleve a cabo y no se elimine de la lista de tareas pendientes a medida que el día se vuelve más ajetreado. Además, la meditación matutina puede ser una buena manera de empezar el día: estás fresco, despierto y en camino de tener un día consciente.

Qué no es la meditación

Todo el mundo se encuentra con algunos baches cuando está aprendiendo a meditar por primera vez. Es bastante común. Afortunadamente, el mero hecho de reconocer y admitir un obstáculo puede ayudarte a menudo a superar las dificultades para meditar.
¿Estoy haciendo esto bien? La duda aparece inevitablemente en nuestra práctica de meditación. Es natural. «¿Estoy meditando correctamente?» es una preocupación común, pero el verdadero problema sólo ocurre cuando nos creemos esa duda. No olvides que, sean cuales sean los pensamientos, siguen siendo sólo pensamientos. Y todo lo que tienes que hacer es volver a centrarte suavemente en la respiración.
Más información Impaciencia, irritación y rabiaTodas estas emociones son bastante similares y, como es lógico, tendemos a reprimirlas. Pero cuanto más las reprimimos, más insistentemente vuelven a surgir. Así que, en lugar de evitarlas, intenta permitir que estén presentes (con moderación, por supuesto). Dales el espacio que necesitan para surgir, desenredarse y desaparecer.
Más información PreocupaciónComo quiera llamarla, ya sea preocupación o ansiedad. Ya sea que la caracterices como una opresión en el pecho, mariposas en el estómago o quizás un dolor de cabeza. Ya sea que la mente esté muy inquieta, o atascada en un pensamiento o sentimiento en particular – la preocupación puede cambiar nuestras vidas hasta tal punto que para algunas personas, es como si no hubiera nada más en la vida. Cuando experimentes la preocupación en tu sesión de meditación, ten por seguro que es muy normal. De nuevo, la preocupación es sólo una de las muchas emociones humanas. No querríamos estar sin ella. Es importante. A veces es necesaria. Es sólo cuando se desarrolla hasta tal punto, cuando nos obsesionamos con ella de alguna manera, que empieza a abrumarnos o a ocupar demasiado nuestra vida, nuestro tiempo y nuestra atención.

Historia de la meditación

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
La meditación puede definirse como un conjunto de técnicas destinadas a fomentar un estado de conciencia elevado y una atención concentrada. La meditación es también una técnica de cambio de conciencia que ha demostrado tener un gran número de beneficios para el bienestar psicológico.
Presentado por la redactora jefe y terapeuta Amy Morin, LCSW, este episodio del podcast The Verywell Mind, con el presentador de ‘Good Morning America’ Dan Harris, comparte un rápido proceso paso a paso para que los principiantes prueben la meditación. Haga clic abajo para escuchar ahora.
La conciencia se compara a menudo con una corriente, que se desplaza y cambia suavemente a medida que pasa por el terreno. La meditación es un medio deliberado para cambiar el curso de esta corriente y, a su vez, alterar la forma en que percibes y respondes al mundo que te rodea.

Meditación de atención plena

Se han estudiado los efectos psicológicos y fisiológicos de la meditación. En los últimos años, los estudios sobre la meditación han implicado cada vez más el uso de instrumentos modernos, como la resonancia magnética funcional y el electroencefalograma, que son capaces de observar la fisiología del cerebro y la actividad neuronal en sujetos vivos, ya sea durante el acto de meditación en sí o antes y después de la meditación. De este modo, se pueden establecer correlaciones entre las prácticas meditativas y la estructura o el funcionamiento del cerebro.
Desde la década de 1950 se han llevado a cabo cientos de estudios sobre la meditación, pero muchos de los primeros estudios eran defectuosos y, por lo tanto, arrojaron resultados poco fiables[1][2] Los estudios contemporáneos han intentado abordar muchos de estos defectos con la esperanza de guiar la investigación actual hacia un camino más fructífero[3] En 2013, los investigadores de Johns Hopkins, que publicaron en el Journal of the American Medical Association, identificaron 47 estudios que se califican como bien diseñados y, por lo tanto, fiables. Basándose en estos estudios, concluyeron que hay pruebas moderadas de que los programas de meditación de atención plena pueden reducir la ansiedad, la depresión y el dolor, pero no hay pruebas de que sea más eficaz que los tratamientos activos, como los fármacos o el ejercicio[4]. Otro importante artículo de revisión también advertía sobre la posible desinformación y la mala interpretación de los datos relacionados con el tema[5][6].