Mindfulness emociones

En este momento estás viendo Mindfulness emociones

Ejercicios de emociones mindfulness

Ha surgido un creciente interés por los efectos terapéuticos de la meditación de atención plena y sus aplicaciones clínicas. Varios estudios han mostrado resultados positivos en el fomento de la salud mental emocional entre poblaciones clínicas y sanas (Bohlmeijer et al., 2010; Fjorback et al., 2011; Gotink et al., 2015). Los estudios neurobiológicos indican que este tipo de entrenamiento mental puede tener un efecto sobre la plasticidad de la estructura y el funcionamiento del cerebro (Tomasino et al., 2013; Fox et al., 2014). Algunos de los principales mecanismos neurocognitivos implicados en la meditación de atención plena incluyen el control de la atención, la regulación de las emociones y la autoconciencia (Tang et al., 2015). En este artículo, nos centraremos en la relación entre mindfulness y la regulación de las emociones, teniendo en cuenta diversas evidencias psicológicas, clínicas y de neuroimagen.
A diferencia de otras revisiones sobre el tema, este artículo no se centra en los aspectos problemáticos que conlleva la operacionalización y definición de mindfulness en sí. En cambio, la intención es ofrecer una perspectiva integral que vincule diferentes modelos empíricos, incluyendo mindfulness como rasgo, inducciones de mindfulness, MBIs y expertos en mindfulness, y mecanismos relacionados con la regulación de las emociones, incluyendo sistemas cerebrales psicológicos y top-down/bottom-up. Además, proponemos un marco preliminar para una mejor comprensión de los cambios en la regulación de las emociones debidos a la práctica de mindfulness, abordando los aspectos problemáticos de la noción de «regulación de la emoción consciente» ampliamente utilizada en la investigación clínica de mindfulness, y la compleja implicación de los mecanismos descendentes y ascendentes en los MBI.

Comentarios

No hace mucho tiempo, conducía con una amiga en plena hora punta. Al incorporarse a una rampa de acceso a la autopista atestada de gente, suspiró y, con irritación en la voz, dijo: «Creo que vamos a encontrarnos con un tráfico muy malo y creo que voy a tener que gestionar mis sentimientos al respecto».
Era evidente que estaba enfadada. Pero, sobre todo, era consciente de sus sentimientos desagradables. También comprendió que podía elegir entre dejar que le amargaran por completo su estado de ánimo o encontrar una forma adecuada de estar con ellos. Eligió disfrutar de su tiempo extra conmigo e hizo una nota mental para sí misma: «No conduzcas en el tráfico transversal a las 5:30 p.m. un viernes».
No siempre es fácil encontrar un enfoque tan saludable hacia nuestros sentimientos. Las emociones son fuerzas poderosas y misteriosas que pueden aflorar inesperadamente o permanecer dormidas durante años. A veces acabamos expresando nuestros sentimientos antes de ser conscientes de ellos. Otras veces, emociones como la ira o el dolor se reprimen y permanecen sin expresar durante incluso décadas.
Las emociones, especialmente las difíciles, son poderosas por una razón. Desde un punto de vista evolutivo, actúan como un elegante sistema de guía interno, que nos indica cuándo debemos prestar atención al peligro y nos señala cuándo las cosas son seguras. El miedo, por ejemplo, ayudó a nuestros antepasados a sobrevivir a los ataques de los tigres dientes de sable.

Mindfulness de las emociones pdf

Según una tradición de miles de años, los budistas meditan para comprenderse a sí mismos y sus conexiones con todos los seres. Al hacerlo, esperan liberarse del sufrimiento y, en última instancia, alcanzar la iluminación.
En las últimas décadas, los investigadores han ido adquiriendo conocimientos sobre los beneficios de la práctica de esta antigua tradición. Al estudiar versiones más seculares de la meditación de atención plena, han descubierto que aprender a prestar atención a nuestras experiencias actuales y aceptarlas sin juzgarlas podría ayudarnos a ser más felices. Los estudios realizados hasta la fecha sugieren que la atención plena afecta a muchos aspectos de nuestro bienestar psicológico: mejora nuestro estado de ánimo, aumenta las emociones positivas y disminuye nuestra ansiedad, reactividad emocional y agotamiento laboral.
Recientemente, los investigadores han explorado esta cuestión, con algunos resultados sorprendentes. Mientras que muchas de las primeras investigaciones sobre mindfulness se basaban en estudios piloto con medidas sesgadas o grupos limitados de participantes, los estudios más recientes han utilizado marcadores fisiológicos menos sesgados y experimentos controlados al azar para llegar a la respuesta. En conjunto, los estudios sugieren que el mindfulness puede afectar a nuestro corazón, cerebro y sistema inmunitario, entre otros.

Ver más

Ha surgido un creciente interés sobre los efectos terapéuticos de la meditación de atención plena y sus aplicaciones clínicas. Varios estudios han mostrado resultados positivos en el fomento de la salud mental emocional entre poblaciones clínicas y sanas (Bohlmeijer et al., 2010; Fjorback et al., 2011; Gotink et al., 2015). Los estudios neurobiológicos indican que este tipo de entrenamiento mental puede tener un efecto sobre la plasticidad de la estructura y el funcionamiento del cerebro (Tomasino et al., 2013; Fox et al., 2014). Algunos de los principales mecanismos neurocognitivos implicados en la meditación de atención plena incluyen el control de la atención, la regulación de las emociones y la autoconciencia (Tang et al., 2015). En este artículo, nos centraremos en la relación entre mindfulness y la regulación de las emociones, teniendo en cuenta diversas evidencias psicológicas, clínicas y de neuroimagen.
A diferencia de otras revisiones sobre el tema, este artículo no se centra en los aspectos problemáticos que conlleva la operacionalización y definición de mindfulness en sí. En su lugar, la intención es ofrecer una perspectiva global que vincule diferentes modelos empíricos, incluyendo mindfulness como rasgo, inducciones de mindfulness, MBIs y expertos en mindfulness, y mecanismos relacionados con la regulación de las emociones, incluyendo sistemas cerebrales psicológicos y top-down/bottom-up. Además, proponemos un marco preliminar para una mejor comprensión de los cambios en la regulación de las emociones debidos a la práctica de mindfulness, abordando los aspectos problemáticos de la noción de «regulación de la emoción consciente» ampliamente utilizada en la investigación clínica de mindfulness, y la compleja implicación de los mecanismos descendentes y ascendentes en los MBI.