Meditacion guiada atencion a la respiracion

En este momento estás viendo Meditacion guiada atencion a la respiracion

Meditacion guiada atencion a la respiracion

Hatha yoga

Los meditadores experimentados están de acuerdo: una práctica diaria de meditación puede tener importantes beneficios para la salud mental y física. ¿Pero hay algo en lo que probablemente no estén de acuerdo? Los tipos de meditación más eficaces. Eso es simplemente porque es diferente para cada persona. Después de todo, hay literalmente cientos de técnicas de meditación que abarcan prácticas de diferentes tradiciones, culturas, disciplinas espirituales y religiones. No existe un tipo «mejor» o «más eficaz» universalmente aceptado; más bien, son nuestras preferencias individuales las que nos ayudan a elegir la (o las) que mejor funcionan para nosotros. A continuación te presentamos un desglose de algunos de los tipos de meditación más populares para que puedas empezar.
En la meditación no guiada -también llamada meditación silenciosa- meditas solo, sin que nadie te explique el proceso. Para algunas personas, la meditación no guiada consiste simplemente en sentarse en silencio y prestar atención al cuerpo y a los pensamientos durante un periodo de tiempo determinado. Para otros, supone utilizar algunas de las técnicas que han aprendido en prácticas guiadas anteriores (véase más adelante).

Despertar

«Algunas personas se quejan de tener que dedicar tiempo a su día», dice Atman Smith, que enseña meditación a comunidades desfavorecidas de Baltimore. «Sin embargo, la práctica es importante. Es una herramienta que puedes utilizar para volver al presente en situaciones de estrés».
Pero no debemos dejar de ser conscientes cuando dejamos de meditar. «El propósito de la meditación de atención plena es llegar a ser consciente en todas las partes de nuestra vida, de modo que estemos despiertos, presentes y con el corazón abierto en todo lo que hacemos», dijo Tara Brach, una popular profesora de meditación con sede cerca de Washington, D.C. «No sólo cuando estamos sentados en el cojín».
La meditación de atención plena no consiste en dejar vagar los pensamientos. Pero tampoco se trata de intentar vaciar la mente. En cambio, la práctica consiste en prestar mucha atención al momento presente -especialmente a nuestros propios pensamientos, emociones y sensaciones-, sea lo que sea lo que esté ocurriendo.
Además de las instrucciones básicas de meditación, hemos recopilado meditaciones guiadas para algunos ejercicios populares, como el escaneo del cuerpo, la meditación a pie y la alimentación consciente. «Cada una de las prácticas de atención plena aplicadas da vida a una experiencia que, de otro modo, podría ser más automática», afirma Brach.

Vipassanā

ResumenEste artículo explora hasta qué punto la meditación sobre la respiración en el pensamiento budista primitivo implicaba la atención focalizada. Una inspección más detallada de las instrucciones sobre este modo de meditación en forma de dieciséis pasos muestra que la atención focalizada es sólo un aspecto secundario de la práctica, que en su mayor parte implica más bien el cultivo de la amplitud de la mente. Esto difiere de la tradición posterior. Como resultado aparente de una reducción gradual del esquema de dieciséis pasos a sólo la experiencia táctil de la respiración, se requirió naturalmente una mayor concentración, lo que eventualmente condujo a la necesidad de idear técnicas de meditación adicionales como el conteo de las respiraciones, una modalidad de práctica que sólo se encuentra en textos posteriores. Los resultados del presente artículo sugieren la necesidad de considerar la «concentración» en la respiración y la «atención» al proceso de respiración como cualidades mentales relacionadas pero distintas.
Mindfulness 10, 1684-1691 (2019). https://doi.org/10.1007/s12671-019-01169-9Download citationShare this articleAnyone you share the following link with will be able to read this content:Get shareable linkSorry, a shareable link is not currently available for this article.Copy to clipboard

Bhakti yoga

El objetivo de este ejemplo de práctica es entrenar a los participantes para que centren su atención en las sensaciones de la respiración y desarrollen su capacidad de estar atentos, gestionar mejor su atención y no dejarse llevar por las distracciones.
Es de gran importancia proporcionar a los participantes el tiempo adecuado para explorar y tomar conciencia de sus sensaciones, así como llevar su atención a cada parte del cuerpo a la que afecta su respiración.
Tómese el tiempo necesario para integrar las sensaciones experimentadas, como el picor, el entumecimiento o incluso la ausencia de sensaciones. También se debe prestar atención a la duración y la intensidad de las sensaciones. En este punto, la atención debe centrarse en la sensación de cómo se siente todo el cuerpo.