El libro tibetano de los muertos

En este momento estás viendo El libro tibetano de los muertos

Cuándo se escribió el libro tibetano de los muertos

El Bardo Thodol (tibetano: བར་དོ་ཐོས་གྲོལ, Wylie: bar do thos grol, «Liberación a través de la audición durante el estado intermedio»), comúnmente conocido en Occidente como El libro tibetano de los muertos, es un texto terma de un corpus de enseñanzas más amplio, el Dharma profundo de la autoliberación a través de la intención de los pacíficos e iracundos,[1][nota 1] revelado por Karma Lingpa (1326-1386). Es la obra más conocida de la literatura nyingma[3]. En 1927, el texto fue uno de los primeros ejemplos de literatura tibetana y vajrayana que se tradujo a un idioma europeo y podría decirse que sigue siendo el más conocido hasta la fecha[4][5].
El texto tibetano describe, y pretende guiar, las experiencias que la conciencia tiene después de la muerte, en el bardo, el intervalo entre la muerte y el siguiente renacimiento. El texto también incluye capítulos sobre los signos de la muerte y los rituales que hay que llevar a cabo cuando la muerte se acerca o se ha producido. El texto puede utilizarse como una práctica avanzada para meditadores entrenados o para apoyar a los no iniciados durante la experiencia de la muerte.

Cuáles son algunas enseñanzas del libro tibetano de los muertos

El Viejo Camino de las Nubes Blancas presenta la vida y las enseñanzas de Buda Gautama. Extraído directamente de 24 fuentes pali, sánscritas y chinas, y relatado por Thich Nhat Hanh con su inimitable y bello estilo, este libro recorre la vida de Buda lenta y suavemente a lo largo de 80 años, en parte a través de los ojos de Svasti, el niño búfalo, y en parte a través de los ojos del propio Buda. El viejo camino de las nubes blancas está destinado a convertirse en un clásico de la literatura religiosa.
Publicado por primera vez en 1905, Las variedades de la experiencia religiosa es una colección de conferencias pronunciadas en la Universidad de Edimburgo en 1901 y 1902. William James era psicólogo y, como tal, su interés por la religión no era el de un teólogo sino el de un científico. En estas 20 conferencias, analiza la naturaleza y el origen de las creencias religiosas. El creyente medio es aquel que ha heredado su religión, pero esto no es suficiente para la investigación de James.
Más allá del bien y del mal, de Friedrich Nietzsche, publicado por primera vez en 1886, presenta una crítica mordaz a la moral tradicional y ataca a los filósofos anteriores por su aceptación ciega de los ideales cristianos de la virtud. Como alternativa a lo que consideraba la filosofía ilógica e irrelevante del siglo XIX, Nietzsche defiende la importancia de la imaginación, la autoafirmación, el peligro y la originalidad para la auténtica filosofía.

El libro tibetano de los muertos citas

La primera traducción completa de un texto budista clásico sobre el viaje a través de la vida y la muerte. Con las palabras iniciales de Su Santidad el Dalai Lama, la edición de lujo de Penguin de El libro tibetano de los muertos está «inmaculadamente traducida en un inglés a la vez elegante y preciso». Traducido con el apoyo de los principales maestros contemporáneos y aclamado como «un tremendo
La primera traducción completa de un texto budista clásico sobre el viaje a través de la vida y la muerte. Con las palabras iniciales de Su Santidad el Dalai Lama, la edición de lujo de Penguin del Libro tibetano de los muertos está «inmaculadamente traducida en un inglés a la vez elegante y preciso». Traducido con el estrecho apoyo de los principales maestros contemporáneos y aclamado como «un tremendo logro», este libro presenta fielmente las ideas e intenciones de la obra original. Incluye una de las descripciones más detalladas y convincentes del estado posterior a la muerte en la literatura mundial, prácticas que pueden transformar nuestra experiencia de la vida cotidiana, orientación para ayudar a los moribundos y una perspectiva inspiradora para afrontar el duelo.

Libro tibetano de los muertos wiki

Yab-yum (en tibetano, literalmente, «padre-madre») es un símbolo común en el arte tibetano de la India, Bután, Nepal y el Tíbet. Representa la unión primordial de la sabiduría y la compasión, representada como una deidad masculina en unión con su consorte femenina a través de la idea similar de interpenetración o «coalescencia» (Wylie: zung-‘jug; sánscrito: yuganaddha), utilizando el concepto de la red de Indra para ilustrarlo[1] La figura masculina representa la compasión y los medios hábiles, mientras que la pareja femenina representa la perspicacia. En el yab-yum, la mujer está sentada en el regazo del hombre. Hay una presentación poco frecuente de una figura similar pero invertida, con el hombre sentado en el regazo de la mujer, llamada yum-yab[2].
En el budismo, la forma masculina es activa y representa la compasión y los medios hábiles (upaya[5]) que hay que desarrollar para alcanzar la iluminación. La forma femenina es pasiva y representa la sabiduría (prajna), que también es necesaria para la iluminación. Unidas, las figuras simbolizan la unión necesaria para superar los velos de Maya, la falsa dualidad de objeto y sujeto.