Ejercicios para trabajar la autoestima

En este momento estás viendo Ejercicios para trabajar la autoestima

Libro de trabajo sobre la autoestima pdf

Mi padre me dijo una vez que para ser un gran cirujano se necesita una cierta dosis de ilusión (por si hay algún cirujano ofendido por ahí, no lo decía en el mal sentido). Cuando tienes literalmente vidas en tus manos, tienes que estar seguro de que lo que estás haciendo es la decisión correcta; cuestionarte constantemente es muy peligroso.
Las ventas -y, en realidad, cualquier función de cara al cliente- es algo parecido. Puede que la palabra ilusión sea demasiado fuerte, pero los vendedores de éxito deben tener más confianza en sí mismos que el ciudadano medio. Se enfrenta al rechazo día tras día, por lo que necesita tener una piel más gruesa que la media si va a seguir viniendo todos los días.
La charla TED de Amy Cuddy «Your body language shapes who you are» (Tu lenguaje corporal determina quién eres) es una visita obligada para todos los vendedores. En su charla, Cuddy, psicóloga social y profesora de la Escuela de Negocios de Harvard, revela que tu lenguaje corporal puede cambiar la percepción que tienes de ti mismo.
Cuddy realizó un estudio en el que se pidió a los sujetos que se pusieran en poses de alta y baja potencia. Se midieron sus niveles de testosterona y cortisol, hormonas que influyen en los niveles de confianza y estrés, antes y después de hacerlo.

Ejercicios para trabajar la autoestima 2020

¿Y si todas esas calorías quemadas no fueran para un número más bajo en la báscula, sino para aumentar la confianza en uno mismo? Los estudios demuestran que hacer ejercicio con regularidad no sólo es beneficioso para la salud, sino que también aumenta la confianza en uno mismo. Por no hablar de que cuando se tiene una mayor autoestima se está mejor preparado para alcanzar los objetivos y tener éxito.
Las personas que no tienen un fuerte sentido de la confianza pueden adoptar un enfoque pasivo de la vida y ser más apáticas respecto a su futuro. Una rutina de ejercicios puede ayudarte a estar más centrado y animarte a afrontar los retos de la vida.
El ejercicio es bueno para el cuerpo y la mente. Puede ayudarte a abandonar malos hábitos como la mala elección de la dieta, el exceso de comida y el sedentarismo. Cuando te sientes mejor físicamente, te sientes mejor mentalmente. Así, te interesa más conocer gente nueva, explorar nuevos lugares y tienes más energía para afrontar retos y superar obstáculos.
El ejercicio regular fortalece el cuerpo y reduce el riesgo de padecer hipertensión y enfermedades crónicas. También ayuda a controlar el peso y a reducir el estrés, la depresión y la ansiedad. Cuando se tiene fuerza física, se suele ganar fuerza mental.

Ver más

Si alguna vez has sufrido un golpe en tu autoestima, conocerás la sensación de perder la fe en ti mismo. Sin embargo, ¡la esperanza no está perdida! La clave para reforzar la imagen de uno mismo es dirigir la mirada hacia dentro, mirar internamente y no dejarse motivar materialmente por los coches caros, la buena apariencia y los cuerpos perfectos. En última instancia, todo se reduce a la confianza. Muchos de nosotros admiramos a las personas que tienen confianza en sí mismas, que tienen el control y que se sienten cómodas en su piel.    Yo admiro a las personas que se mueven por la vida con facilidad, afrontando sin esfuerzo cualquier dificultad que se les presente. Aunque pongo a estas personas en un pedestal, es importante recordar que nadie es perfecto y que todo el mundo tiene defectos.
La construcción de la autoestima no se produce de la noche a la mañana.    Una vez que empieces a hacer cambios y a centrarte en los aspectos positivos, aprenderás a quererte a ti mismo.    Aquí tienes 7 sencillos pasos para reforzar tu autoestima y cambiar tu forma de pensar sobre ti mismo:
Construye tu autoestima practicando yoga para fortalecer tu mente y tu cuerpo.  El yoga te ayuda a concentrarte en la respiración y en el equilibrio, y mejora tu visión de la vida, así que empieza a pensar de forma positiva y dedica una sesión semanal de yoga a relajarte.  Mi práctica personal de yoga ha mejorado mucho mi vida y mi conciencia mental y corporal. Practica la meditación para lograr una conexión más profunda contigo mismo y aumentar tu conciencia. Si te tomas 10 minutos para sentarte en silencio, verás cómo tus ansiedades desaparecen.

Psico-ciencias…

Muchos de nosotros reconocemos el valor de mejorar nuestros sentimientos de autoestima. Cuando nuestra autoestima es más alta, no sólo nos sentimos mejor con nosotros mismos, sino que también somos más resistentes. Los estudios de escáner cerebral demuestran que cuando nuestra autoestima es más alta, es probable que experimentemos las heridas emocionales comunes, como el rechazo y el fracaso, como menos dolorosas, y nos recuperemos de ellas más rápidamente. Cuando nuestra autoestima es más alta, también somos menos vulnerables a la ansiedad; liberamos menos cortisol en el torrente sanguíneo cuando estamos estresados, y es menos probable que permanezca en nuestro sistema.
Pero por muy maravilloso que sea tener una mayor autoestima, resulta que mejorarla no es tarea fácil. A pesar de la interminable variedad de artículos, programas y productos que prometen mejorar nuestra autoestima, la realidad es que muchos de ellos no funcionan y algunos incluso es probable que nos hagan sentir peor.
Parte del problema es que, para empezar, nuestra autoestima es bastante inestable, ya que puede fluctuar diariamente, si no cada hora. Para complicar aún más las cosas, nuestra autoestima comprende tanto nuestros sentimientos globales sobre nosotros mismos como lo que sentimos sobre nosotros en los ámbitos específicos de nuestra vida (por ejemplo, como padre, enfermero, atleta, etc.).    Cuanto más significativo es un ámbito específico de la autoestima, mayor es el impacto que tiene en nuestra autoestima global. Que alguien haga una mueca de dolor cuando pruebe la cena no tan deliciosa que has preparado dañará la autoestima de un chef mucho más que la de alguien para quien la cocina no es un aspecto significativo de su identidad.