Cultura tibetana

En este momento estás viendo Cultura tibetana

Cultura tibetana 2021

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Tibetan culture» – news – newspapers – books – scholar – JSTOR (September 2020) (Learn how and when to remove this template message)
El Tíbet desarrolló una cultura distinta debido a sus condiciones geográficas y climáticas. Aunque ha recibido la influencia de las culturas vecinas de China, India y Nepal, la lejanía e inaccesibilidad de la región del Himalaya ha preservado las influencias locales y ha estimulado el desarrollo de su propia cultura.
Varias obras sobre astronomía, astrología y medicina fueron traducidas del sánscrito y del chino clásico. Los aparatos generales de la civilización proceden de China, y entre las muchas cosas y habilidades importadas están la fabricación de mantequilla, queso, cerveza de cebada, cerámica, molinos de agua y la bebida nacional, el té de mantequilla.
Las condiciones geográficas y climáticas específicas del Tíbet han fomentado la dependencia del pastoreo, así como el desarrollo de una cocina diferente a la de las regiones circundantes, que se adapta a las necesidades del cuerpo humano en estas grandes altitudes.

Matrimonio en la cultura tibetana

Los libros sobre la historia del budismo tibetano recogen la siguiente leyenda sobre cómo se extendió el budismo en el Tíbet: Un día concreto del siglo V, Lhathothori Nyantzan, antepasado del Reino Tubo, estaba descansando en la cima de Yungbolhakang. De repente, encontró varios tesoros budistas que caían del cielo. Aunque el rey Tubo no tenía ni idea de para qué servían, una misteriosa voz procedente del cielo le informó de que el 6º Tsampo (rey) del Reino Tubo conocería el uso de los objetos.
Según los documentos históricos, estos tesoros fueron llevados al Tíbet por budistas indios. Al ver que los tibetanos no tenían ni idea de su significado, los monjes indios no tuvieron más remedio que ocultarlos en un lugar seguro y volver a la India. El hecho es que el budismo se extendió en el Tíbet durante el reinado del rey Tubo Songtsan Gambo en el siglo VII.
Songtsan Gambo hizo todo lo posible por establecer lazos amistosos con los países vecinos para fortalecer los intercambios económicos y culturales y aprender de las culturas avanzadas de varias razas. En el proceso se casó con la princesa Khridzun de Nepal y la princesa Wencheng de la dinastía Tang de China (618-907). Cada princesa viajó al Tíbet con una estatua de Buda, y una vez allí se dedicó a construir los monasterios de Jokhang y Ramoge en Lhasa. Los artesanos que acompañaban a la princesa participaban en la construcción de los monasterios, y los monjes budistas en sus giras empezaban a traducir las escrituras budistas. El budismo se extendió así al Tíbet desde Nepal y las zonas Han.

La religión del tíbet

1La naturaleza de la situación histórica de Tíbet con respecto a China 1, y su manifestación actual como Región Autónoma de Tíbet (RAT) dentro de la República Popular China (RPC), ha generado políticas de administración específicas del gobierno central desde la década de 19502. Con la adopción en el año 2000 de una nueva estrategia nacional para el desarrollo de sus regiones occidentales, China planea una «mirada completamente nueva» para estas zonas3, sobre todo en la RAT, donde es probable que los efectos de la política de Gran Desarrollo Occidental (Xibu da kaifa) sean más profundos que para cualquier otro componente a nivel provincial de la RPC. Aunque el gobierno central ha incluido a la RAT como uno de los múltiples componentes a nivel provincial de su nueva estrategia, también ha reorientado su política específica para el Tíbet junto con el proyecto nacional, un reconocimiento de las características y problemas distintivos de la RAT. Entre las cinco regiones autónomas de la RPC, todas ellas incluidas en el GWD, las características culturales y étnicas de la RAT son más homogéneas que en cualquiera de las otras: una única cultura y nacionalidad no Han domina la región, que tiene una identidad propia clara y compartida. La diversidad étnica y cultural caracteriza a muchas de las otras zonas del GWD, pero antes de 1950, cuando los chinos Han empezaron a llegar a Tíbet, un término podría resumir todo lo que había allí como tibetano.

Estilo de vida en el tíbet

El Día del Levantamiento Tibetano, el 10 de marzo de 2021, marca el 62º aniversario de la huida de Su Santidad el Dalai Lama del Tíbet. El momento crucial que permitió a la República Popular China ocupar la región y poner un cerco a las prácticas culturales tibetanas, un cerco a menudo mortal que no ha cedido desde entonces. Más de un millón de tibetanos han perdido la vida como resultado de la invasión y ocupación china de la tierra que veneran. Mientras que otros millones han perdido la libertad de celebrar sus ricas y distintas tradiciones culturales que sus antepasados han practicado durante milenios.
En la región autónoma del Tíbet se castiga con penas de hasta veinte años de prisión el hecho de sostener la bandera tibetana en alto durante una protesta o poseer una foto de su líder espiritual, el Dalai Lama. Las técnicas de tortura han formado parte de la vida cotidiana de los tibetanos encarcelados, con innumerables historias de tratamientos con descargas eléctricas, palizas regulares y brutales, y la inanición de los reclusos.
Durante el tiempo que pasó como presa política, todos los allegados de Ama Adhe murieron de hambre debido a las pequeñas y poco frecuentes cantidades de maíz que les daban para subsistir. Al salir tras su condena de veintisiete años, a Ama, que falleció el año pasado tras una vida de ser un símbolo de la resistencia tibetana, se le mostraron los esqueletos de tibetanos que habían muerto durante la tortura como recordatorio de lo que le esperaba si actuaba contra el régimen chino. A pesar de estar libre de cadenas, la sensación de encierro no terminó con su sentencia. Cuando Ama regresó al hogar que le había dado esperanzas durante tanto tiempo mientras estaba encarcelada, el Tíbet que conocía había desaparecido.