Aprender a tomar decisiones

En este momento estás viendo Aprender a tomar decisiones

Ensayo sobre la importancia de la toma de decisiones en la vida

Desde lo que quieres desayunar hasta las elecciones importantes en el trabajo, rara vez nos paramos a pensar cómo hemos aprendido a tomar estas decisiones cotidianas.  Hemos echado un vistazo al aprendizaje basado en la decisión para entender cómo tomamos la decisión correcta.
En el típico aprendizaje basado en la decisión se enseña primero el conocimiento condicional. Según la BYU, se trata del conocimiento de cuándo o bajo qué condiciones se aplican los conceptos y procedimientos, es decir, la comprensión del problema y la estrategia.
Normalmente, a continuación se te presenta un problema y puntos de decisión. Si tienes los conocimientos condicionales correctos, tomarás la decisión correcta. Si no es así, deberá reiterar los conocimientos y ayudarle a comprender por qué su decisión fue incorrecta.
Como alumno, es fundamental mantener el compromiso a lo largo del aprendizaje de la toma de decisiones. Sin compromiso, su comprensión del proceso será mucho más limitada. Para lograr los resultados o el objetivo deseado, las decisiones deben tomarse sistemáticamente utilizando el proceso aprendido.

Comentarios

Esto es especialmente cierto en el caso de las pequeñas empresas, que cuentan con menos recursos y personal, lo que significa que las decisiones que se toman a menudo tienen un impacto más significativo que las que se toman en puestos similares en empresas más grandes.
En este contexto, los líderes empresariales pueden sentirse a menudo aislados, ocupándose de demasiados asuntos de los que pueden ocuparse eficazmente. Especialmente ahora, cuando las empresas tienen que evaluar y reaccionar continuamente ante entornos operativos cambiantes, el número de grandes decisiones que hay que tomar puede parecer interminable.
Al igual que cualquier otra habilidad, el liderazgo y la toma de decisiones son áreas en las que se puede trabajar y mejorar. Es importante que establezca unos principios sólidos y un marco eficaz para la gestión de su organización, de modo que en tiempos de crisis o cambios importantes esté en la mejor posición para tomar decisiones y llevarlas a cabo con confianza.
Con el tiempo, la construcción de estos cimientos le ayudará no sólo a hacer frente a las presiones inmediatas, sino también a mejorar sus técnicas de gestión y a prepararse mejor para asumir riesgos a largo plazo. La gestión, la toma de decisiones y el liderazgo son temas de gran interés para los investigadores de todo el mundo académico y empresarial. Por eso, aunque esta guía sólo roza la superficie de estos temas, debería ayudarle a ponerse en el camino correcto.

Toma de decisiones

Ser capaz de tomar una decisión es una habilidad importante en la vida. Empezamos a aprender a hacerlo desde que somos bebés, y seguimos aprendiendo durante la infancia e incluso en la edad adulta, cuando algunas de las decisiones pueden ser mayores y más complicadas. Ya sea un adulto o un niño, las decisiones que tomamos dicen algo sobre quiénes somos. Mostramos una preferencia y tomamos el control de una situación. Cuando un bebé elige con qué juguete jugar, o cuando un niño pequeño elige qué ropa ponerse, está expresando su individualidad. También están dando sus primeros pasos hacia la independencia. Los niños que aprenden que sus decisiones son escuchadas y respetadas ganarán confianza en sus propias capacidades. Serán más conscientes de sí mismos, desarrollarán su propio estilo y experimentarán la confianza y la responsabilidad.
La toma de decisiones comienza en la infancia, cuando el entorno inmediato es un lugar nuevo y emocionante para explorar y expresar una opinión. Como explica Jenni Clarke Los bebés están constantemente haciendo preguntas, procesando la información que reciben a través de sus sentidos, tomando decisiones basadas en la experiencia, evaluando situaciones en función de su nivel de confort, resolviendo problemas para dar sentido a todas las experiencias que tienen y siendo creativos en su exploración y expresión del mundo». No hay que subestimar a los bebés. Desde el nacimiento hasta los dieciocho meses, un bebé puede tomar decisiones sobre quién o qué le reconforta, qué le gusta y qué no le gusta de la comida y la ropa, y con qué quiere jugar (Judy Miller). Pueden comunicar estas preferencias de diversas maneras. Un bebé al que le gusta que le cojan en brazos puede llorar si le acunan tumbado. Alrededor de los nueve meses, un bebé dirigirá su mirada a un objeto para mostrar que lo quiere (Mary D. Sheridan). Poco a poco empezará a agarrar, señalar y mover la cabeza cuando se le den opciones (Miller).

Cómo tomar buenas decisiones en la vida

La vida está llena de decisiones. Algunas son fáciles, como qué cenar (hamburguesa con queso, gracias), y otras, más serias, como, por ejemplo, elegir una carrera. Independientemente de lo importante que sea una decisión, las buenas habilidades para tomar decisiones son útiles en la vida, especialmente si te sientes indeciso sobre algo y eso te deprime. Obtén consejos sobre cómo tomar buenas decisiones y averigua qué hacer cuando no se te ocurra ningún plan.
Las personas toman decisiones a lo largo del día, la mayoría de las cuales son sencillas y no requieren mucha reflexión. Sin embargo, cuando las situaciones son más complicadas y tienen repercusiones a largo plazo, es fácil sentirse inseguro o dudar.
Dado que la indecisión puede tener un impacto negativo en cómo te sientes, es importante aprender estrategias para tomar decisiones positivas en situaciones difíciles. Aunque no puedas garantizar el resultado de una decisión antes de tomarla, al menos puedes saber que la has pensado cuidadosamente.
Paso 1. No dejes que el estrés te domine. Es fácil sentirse estresado y ansioso cuando te enfrentas a una decisión difícil. Es posible que te apresures a tomar decisiones sin pensarlas bien, o que evites tomar una decisión porque el estrés te ha dejado fuera de juego. Si te sientes ansioso por una decisión, intenta controlar el estrés para que no te nuble el pensamiento. Ve a dar un paseo por la playa. Ve a una clase de yoga o sal con tus amigos.