Amuletos tibetanos

Amuletos tibetanos

Significado del amuleto tibetano

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Amuleto de Buda tailandés” – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (septiembre de 2015) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
Un amuleto de Buda tailandés (tailandés: พระเครื่อง; RTGS: phrakhrueang), a menudo denominado académicamente como “tablilla votiva”, es un tipo de objeto bendecido budista tailandés. Se utiliza para recaudar fondos para ayudar al funcionamiento del templo. El monje budista tailandés entregará un amuleto a los budistas cuando éstos simplemente donen dinero u ofrezcan aceite al templo. Tras la donación, el monje les dará un amuleto como “regalo”. Los amuletos ya no se consideran simplemente un “regalo”, sino una “herramienta” para ayudar a mejorar la suerte en diferentes aspectos de la vida. La población local también utiliza los amuletos para mejorar su matrimonio, riqueza, salud, amor y relaciones.
Los amuletos se fabrican con la imagen de Buda, la imagen de un monje famoso o incluso la imagen de los monjes que fabrican los amuletos. Los amuletos varían en tamaño, forma y materiales, como yeso, hueso, madera o metal. Pueden incluir ceniza de incienso o de estructuras antiguas del templo, o pelo de un monje famoso para añadir poder protector a los amuletos[3] Una vez fabricados los amuletos, el fabricante pedirá a los monjes que viven en el templo o a los monjes de otros templos que se unan y practiquen la voluntad, canten, recen y bendigan los amuletos. Este proceso puede durar desde una semana hasta más de tres años.

Poderoso amuleto tibetano

Los papeles amuleto suelen ser “recetados” y elaborados y bendecidos por un Lama para tratar temas específicos de la vida, como la salud, la felicidad, la prosperidad, la protección y la atracción. Además de los papeles amuleto también se pueden poner en este relicario especial mantras, imágenes, pequeñas estatuas de Buda y píldoras de medicina tibetana.
Cada amuleto de papel tibetano se fabrica mediante un elaborado proceso tradicional, tal y como se describe en los tantras, o en las instrucciones de los grandes lamas. Cada amuleto tiene un propósito específico, que puede estar relacionado, por ejemplo, con el diagnóstico médico de la persona que lo lleva.
Según las instrucciones de cada amuleto, en su interior se encuentran dibujos sagrados meticulosamente dibujados e impresos, como un yantra o un mandala. Solían imprimirse a partir de impresiones en bloque de madera sobre papel fino. Las impresiones pueden contener mantras y sílabas-semilla (Bhija-mantras) de la deidad a la que la persona hace su práctica, pero también puede contener algo más en general, como el mantra de una deidad protectora.
A veces se imprimen o se pintan con sustancias raras o preciosas que tienen una conexión auspiciosa para el propósito previsto. También se pueden consagrar recubriéndolas con agua de azafrán que contiene reliquias y sustancias sagradas.

Significado de los amuletos tibetanos

Los talismanes y amuletos han sido utilizados por muchas culturas diferentes en todo el mundo durante miles de años. Los amuletos, a menudo completamente únicos y personales, utilizaban materiales y simbolismos auspiciosos y se fabricaban con diversos fines, por ejemplo, para evitar el mal o la enfermedad, o para atraer la buena suerte en las cosechas, los viajes o la guerra. Sin embargo, un tema que los une es que las personas que los creaban y utilizaban solían creer que tenían el poder de alterar o afectar al mundo que les rodeaba. En este sentido, los talismanes y amuletos pueden ayudarnos a entender la necesidad humana de bienestar y los conceptos universales de esperanza y creencia.
Las cajas de amuletos tibetanas o “ghau” suelen estar hechas de metal con un estilo de construcción repoussé. Su objetivo y función es la protección durante los viajes. A veces tienen una pequeña ventana en la parte delantera con una imagen de Buda en su interior, que puede servir de santuario de viaje. La parte frontal suele estar muy ornamentada y decorada con uno o varios de los ocho símbolos auspiciosos y otros motivos. Las cajas amuleto también se utilizan habitualmente para guardar todo tipo de materiales sagrados, como pequeños textos, cordones de bendición, medicinas consagradas, reliquias y similares. Este tipo de objetos se llevaban generalmente cuando se viajaba lejos de casa, como en una peregrinación, o en viajes de negocios prolongados.

Amuletos tibetanos 2020

Una de las principales razones por las que la gente lleva joyas es para protegerse, como amuleto.    Los tibetanos utilizan una amplia gama de amuletos llamados gau.    La silueta gaus evoca conscientemente la forma de un solo pétalo de loto, que es un símbolo de pureza.    Tiene forma de caja para que su contenido pueda crearse y recrearse individualmente.    Los gau suelen contener pequeñas estatuas o pinturas de deidades o maestros, oraciones escritas a mano o en papel, retazos de tela sagrada o recuerdos como incienso o muestras de tierra de lugares sagrados.    La base plana y ancha de muchos gau tibetanos proporciona un altar portátil que funciona como elemento central para el culto o para aumentar la potencia de un altar existente.    Del mismo modo, los amuletos zushi y mamori de Japón también contienen imágenes de figuras budistas y sintoístas que se pueden llevar, transportar o utilizar como altar portátil.    En China, los collares de imágenes auspiciosas o candados se llevan para protegerse y promover la buena fortuna.    Los seguidores del Islam en el sur y el centro de Asia llevan relicarios que contienen copias en miniatura del Corán u oraciones.    Los devotos de las divinidades hindúes Shiva, Vishnu, Laksmi y Hanuman llevan colgantes, collares, brazaletes o placas cosidas a su ropa con imágenes o símbolos de esas deidades para invocar su protección.    Todos estos amuletos revelan el deseo humano compartido de promover resultados positivos y desviar los negativos.